Es el estudio de la auto-medicación en los animales. Nos permite descubrir las necesidades y carencias del animal a través de las elecciones que haga el animal a lo que se le presente.

Los animales por instinto buscan y eligen las plantas que necesitan si padecen algún estado físico y/o emocional, sin embargo el convivir con nosotros hace que esta habilidad tenga que ser vigilada y entrenada.

Los sistemas vivientes son inherentemente auto-regulables y gracias a su comportamiento natural pueden regularse en cada estado fisiológico y psicológico. Por ejemplo, si un animal tiene calor, irá a lugares mas fríos; si está ansioso, buscara seguridad; si se siente deshidratado, buscará agua.


Más información