Hoy queremos hablaros de perros y pelotas...porque vemos a diario perros, digamos, con una "relación insana" con las pelotas. Sí, seguro que todos o casi todos habéis visto un perro paseando con la pelota en la boca y que no la suelta para nada, o un perro ladrando muy nervioso a su humano para que se la tire, o perros que no dejan a otro acercarse a ella, pudiendo originarse una pelea.

Todo ésto son síntomas de lo que es realmente una adicción. Es muy común que el propietario piense que simplemente a su perro le encanta ese juguete...pues bien, según educadores y estudios sobre el sistema nervioso, lo que sucede cuando lanzamos repetidamente la pelota a nuestro perro, son descargas de adrenalina que tardan mucho en bajar, asemejándose a un estado de alerta, por un trabajo en exceso de la parte del sistema nervioso que se llama "simpático", y es el que nos prepara para situaciones de peligro, etc.

Si esto continúa, su compañero opuesto, el sistema nervioso parasimpático, encargado de regenerar órganos mediante el descanso, no puede trabajar...así que, sin saberlo, estamos creando un animal estresado y en guardia. Muy fácil de ser muy nervioso, irritable, que no disfrute de sus paseos y que incluso se pueda pelear con otro perrete.

Además, la mayoría no vuelve más cansado de ese ejercicio, sino pidiendo más...

Nuestro consejo, para "tener" perros felices: dejémosles olfatear. Es para lo que nacieron, lo que más les relaja y lo que les aporta información del mundo exterior.

Para cualquier duda, intentaremos ayudaros.

Gracias.